La firma del convenio para el traslado de residuos de la Mancomunidad a Valdemingómez aviva la polémica

El ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y la Mancomunidad del Este firmaron, el pasado 24 de febrero, el Convenio para la gestión de residuos urbanos. El acuerdo recoge las condiciones que había establecido el Consistorio para que pudiera efectuarse el traslado de residuos de la Mancomunidad del Este al Parque Tecnológico de Valdemingómez para su tratamiento, pero no toma en cuenta los planteamientos vecinales.

            En un comunicado, la Alianza Incineradora de Valdemingómez ¡No! se ha pronunciado de nuevo para pedir “¡Que Valdemingómez deje de incinerar antes de fin de 2025! Y que el ayuntamiento de Madrid se manifieste claramente sobre ello”. El argumento es que debe cerrar “por los riesgos para la salud que supone la incineración y por la obligación de prevenirlos que tienen las autoridades públicas”.

            Como respuesta a la reivindicación vecinal, el ayuntamiento de Madrid insiste en que “el convenio se firma de manera excepcional y temporal, teniendo en cuenta la finalización de la vida útil del vertedero de Alcalá de Henares, que se hizo efectiva el pasado 27 de diciembre, sin que esté terminada la nueva instalación prevista para el tratamiento de residuos de la Mancomunidad del Este, el Complejo Medioambiental de Reciclaje de Loeches”. Y recuerda que lo que se ha hecho es atender los informes y cartas que la Comunidad de Madrid le ha remitido en los que explica que no hay otras alternativas para la gestión de dichos residuos.

            Cabe recordar que cuando finalizó la vida útil del vertedero de Alcalá de Henares se firmaron las autorizaciones necesarias para permitir la llegada de los residuos de la Mancomunidad y de, forma paralela, se ha continuado la tramitación del Convenio de tratamiento de residuos. Pero los vecinos insisten en que es injusto que Valdemigómez cargue con todo el peso que supone incinerar lo que ya le corresponde y, además, los residuos de la Mancomunidad del Este, cuando lo que estaba previsto era la reducción de la incineración al 50% en el año 2022 y del 100 % en el 2025, «algo que debió contemplarse también en el convenio firmado» señalan, y apuntan hacia la realización de nuevas acciones de protesta contra la medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *