La Comunidad de Madrid ha estado realizando las pruebas de test de antígenos en las Zonas Básicas de Salud (ZBS) en Puente de Vallecas, como parte de las medidas adoptadas en las áreas sanitarias con mayor transmisión del COVID-19.

El Ejecutivo autonómico va a realizar 5 millones de test de antígenos, una medida pionera en España que se extenderá a todas las zonas con restricciones de movilidad y actividad como prevención ante la pandemia, que se enmarca en la estrategia del Gobierno regional para detectar a población asintomática y cortar las cadenas de transmisión en los lugares con mayor incidencia de coronavirus.

La Consejeria de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha revisado la evolución epidemiológica de Puente de Vallecas, como el de las restantes ZBS en las que también se harán los test rápidos de antígenos a la población, bajo tres criterios establecidos por los técnicos de esta dirección general: incidencia acumulada en los últimos 14 días superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes; la incidencia acumulada en los últimos 14 días con una tendencia estable o creciente; y la contigüidad geográfica que facilite el control perimetral de la movilidad.

El dispositivo para la realización de las pruebas está formado por profesionales del SUMMA 112, de centros sanitarios del Servicio Madrileño de Salud, del SAMUR-Protección Civil, de la entidad municipal Madrid Salud y de la Unidad Militar de Emergencias (UME). También se cuenta con la colaboración de los servicios sociales de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de la capital para los casos positivos que precisen de recursos sociales a la hora de guardar el aislamiento, así como de la Policía Municipal en el control de acceso a las pruebas.

Esta primera semana, se van a convocar a más de 12.000 vecinos. Será requisito esencial para que el ciudadano pueda realizarse el test de antígenos haber recibido los mensajes de texto en el teléfono móvil, indicando la hora a la que tiene que acudir. Además, se debe portar la tarjeta sanitaria individual. Para evitar esperas innecesarias y aglomeraciones, serán 1.300 personas por cada zona.

Una vez que se le realice el test al usuario que ha sido citado, se le hará pasar a una sala de espera para, pasados unos 15/20 minutos, comunicarle el resultado. En caso de infección positiva, se le solicitará que se aísle durante diez días en su domicilio y se le proporcionará información para guardar las medidas higiénico-sanitarias correspondientes durante la cuarentena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *