Hace más de dos meses que el mundo se paralizó ante una pandemia que nos cambiado la vida a todos de diferentes maneras. Pero, al mismo tiempo, desde la Revista de Santa Eugenia conseguimos la manera de seguir conectados a nuestros vecinos, a todos vosotros, que sois nuestros aliados, nuestros usuarios, nuestra familia.

Es por ello que, con mucha responsabilidad, mucho dolor, pero también mucha esperanza, seguimos trabajando para reinventarnos y para seguir conectados. Y vosotros habéis respondido a nuestro esfuerzo, con el mismo cariño de siempre, leyéndonos, acompañándonos, siguiendo juntos.

Durante el confinamiento, os contamos las noticias más importantes y también compartimos con vosotros iniciativas de todo tipo: culturales, deportivas, sociales, solidarias. También entrevistas a expertos que nos dieron algunas herramientas para enfrentar esta crisis. Y de todas esas, vuestra noticia preferida ha sido La Revista Santa Eugenia vuelve a sus casas en junio«.

Eso nos ha emocionado y queremos agradeceros el cariño de la mejor manera que podemos y sabemos hacerlo: compartiendo con vosotros la información más importante sobre nuestro barrio y nuestra ciudad. Contando en nuestras páginas y en nuestra web todo lo que vosotros hacéis para que seamos cada vez mejores personas, mejores vecinos, mejor Barrio.

Parece mentira todo esto que nos ha pasado como sociedad y como humanidad. Y que en medio de todo este aprendizaje, vosotros nos sigáis eligiendo es, para nosotros, un gran honor y una gran responsabilidad.

“Desde 1981, la Revista Santa Eugenia ha llegado cada mes a los buzones del barrio y por primera vez en su historia, nos hemos visto en la necesidad de no salir durante dos meses. Hace casi 40 años, la Revista nació para cubrir la necesidad de información en un barrio que empezaba a florecer. Y con ese mismo espíritu volvemos”.

La sección más leída de nuestra web es “Quédate en casa”, porque juntos entendimos lo importante que era eso que nos pedían. Quedarnos en casa, sin salir para nada, sin libertad, sin opción, es un reto que jamás nos imaginamos tener que superar, pero lo hicimos. Y aprendimos muchas cosas de nuestros propios procesos, de nosotros mismos, de nuestra pareja, de nuestra familia, de nuestros amigos, de nuestros vecinos, de nuestro barrio, de nuestra ciudad, de nuestro país y del mundo.

Así que ha sido una oportunidad mundial para que todos junto pudiéramos ver el mundo -nuestro mundo- desde otra perspectiva. Ya no caminamos por inercia. Nos hemos detenido a pensar, a reflexionar, a sentir, a mirarnos al espejo a ver qué hay detrás.

La segunda sección más leída ha sido “Reactivándonos”, donde hemos comenzado a compartir con vosotros toda la información sobre las medidas para la reactivación del país tras la pandemia. Esto no ha acabado, pero, paso a paso, vamos acercándonos a esa “nueva normalidad” en la que están prohibidos los abrazos y los besos, pero en la que el amor se nos queda pequeño porque ya no sabemos qué hacer con él si no es entregarlo a los que amamos. Una buena noticia: claro que podemos entregarlo, pero ahora de otro modo: en forma de poemas, de mensajes, de llamadas, de videoconferencias, de más tiempo con los nuestros, de más y mejor tiempo con nosotros mismos y en forma de canciones, por ejemplo, como han hecho tantos y tantos artistas que han convertido todo lo que estamos viviendo, en una letra, una música, una melodía, un sentimiento cantado.

Eso ha hecho Naike Ponce, por ejemplo, cuya presentación -en confinamiento- de su nuevo disco “VIVIR”, fue otra de nuestras noticias más leídas.

En medio de la incertidumbre global que vivimos hoy en día por causa de la pandemia que nos tiene -hace más de 40 días- en casa sin saber cómo será nuestro futuro cercano, Naike Ponce nos trae una certeza: para VIVIR de verdad, es necesario conectar con nuestra esencia.

‘Vivir’ es un profundo y emotivo viaje al servicio de los sentidos, es el espejo en el que todos nos miramos, la verdad sobre la que nos engañamos y de la que sobrevivimos, escapamos, luchamos y afrontamos; es el argumento al que nos aferramos, el lodo sobre el que caminamos y corremos; el camino a través del que nos transformamos y avanzamos, en el que sufrimos, disfrutamos y vivimos”, asegura la artista en su página web. Muy acertada esta descripción de lo que hemos visto hoy y de lo que podremos disfrutar en el disco.

La cultura, sin ninguna duda, ha sido nuestra tabla de salvación durante la pandemia. Agradecemos a Naike y a cada uno de los artistas que nos hicieron los días más fáciles.

Y a vosotros, por supuesto, por elegirnos cada día. Seguimos, ahora con más ganas y más fuerza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *