Las calderas de carbón ya no podrán funcionar en Madrid. Así estrena Madrid 360 el 2022

Las calderas de carbón no tienen cabida en Madrid desde este 1 de enero de 2022. La Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 prohíbe su funcionamiento a través de la Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad, normativa que fue aprobada en el Pleno municipal el 30 de marzo del pasado año.

Su artículo 10 regula el uso de combustibles en instalaciones y establece en su apartado primero que, como medida para la mejora de la calidad del aire de la ciudad y por razones de eficiencia energética, no se podrán utilizar combustibles sólidos de origen fósil en las instalaciones térmicas de los edificios de la ciudad a partir del año que viene.

Para facilitar la transición hacia climatizaciones eficientes de bajas emisiones, el Ayuntamiento de Madrid puso en marcha en 2020 la primera línea de ayudas Cambia 360 para la sustitución de calderas. Solo ese año permitió atender la demanda de confort térmico de más de 3.100 familias y reducir su factura energética del servicio de calefacción, ya que las nuevas instalaciones consumen una cantidad de energía, al menos, un 20 % inferior.

Cambia 360 para 2020 contó con una reserva de 12,5 millones de euros para renovar los sistemas de climatización; este año se ha incrementado la cuantía hasta los 13,3 millones de euros. En la primera convocatoria, se otorgaron 93 subvenciones y en 2021, los vecinos de la capital han solicitado 132 ayudas para que sus calderas de carbón pasen a la historia, 97 para sustituir las de gasóleo y 28 para cambiar hacia otros sistemas de climatización.

En 2021 estas subvenciones se mantendrán para acelerar el cambio hacia sistemas de climatización eficientes. Se contempla un presupuesto de 4,5 millones de euros para el ejercicio 2022.

90 toneladas menos de NOx al año

La completa eliminación de las calderas de carbón y la reducción de las de gasóleo hasta la mitad en 2027, objetivo fijado en Madrid 360, rebajarán los óxidos de nitrógeno (NOx) hasta el año 2023 en 90 toneladas anuales, según los cálculos que la Universidad Politécnica de Madrid realizó para el Ayuntamiento.

Al margen de estas ayudas, el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha lanzado en este ejercicio 2021 otras cinco líneas de Cambia 360: las subvenciones para la renovación de flotas de vehículos particulares (5,5 millones de euros), la de vehículos de distribución urbana de mercancías (2 millones); la reserva para la adquisición de vehículos para la micromovilidad -patinetes, bicicletas, motos y ciclomotores eléctricos- (500.000 euros); la dirigida a comunidades de propietarios y oficinas para la instalación de infraestructuras de recarga eléctrica (2 millones de euros), y las subvenciones para el cambio de flotas y ayudas directas para el sector del taxi (11,3 millones entre 2020 y 2021).

¿Qué es Madrid 360?

La Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 nace para reducir las emisiones contaminantes de la capital transformándola en una ciudad sostenible. La acción compatibiliza la lucha contra el cambio climático con el desarrollo económico impulsando la transición hacia sistemas de climatización eficientes, la renovación de flotas, el fomento del transporte público, la integración de todos los medios de transporte, el refuerzo de la seguridad vial y la innovación.

Madrid 360 contempla la declaración de toda la ciudad como Zona de Bajas Emisiones de manera progresiva hasta 2025. La iniciativa incluye dos Zonas de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP): Centro y Plaza Elíptica, donde los problemas de contaminación son más acusados. En ellas, los comerciantes cuentan con los mismos derechos de acceso y circulación que los residentes.

Además de estas dos ZBEDEP, Madrid ZBE limita solo el acceso y circulación a los vehículos con clasificación ambiental A (que carecen de distintivo ambiental)que representan, de media, el 14% de los vehículos que entran diariamente en la ciudad. Aquellos vehículos que a fecha 1 de enero de 2022 estén domiciliados en Madrid en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico y figuren en el padrón del Impuesto sobre vehículos de Tracción Mecánica, podrán pasar y circular por toda la ciudad hasta el 31 de diciembre de 2024, siempre que mantengan el cumplimiento simultáneo de ambos requisitos.

Con esta regulación, el Ayuntamiento de Madrid pretende otorgar una misma protección a los ciudadanos de todo el término municipal, determinando anillos territoriales para su aplicación progresiva de las restricciones a la circulación de turismos, y siempre ofreciendo, con holgada antelación, alternativas para adaptarse a los cambios (impulso del transporte público y la micromovilidad, líneas de autobús gratuitas, ayudas, nuevas infraestructuras…).