Hidalgo pide al Ministerio de Hacienda que permita a Madrid emplear 420 millones ante la grave situación presupuestaria y social

“Los ayuntamiento debemos tener disponibles todos los recursos para luchar contra la pandemia y sus efectos sociales y económicos”, así lo ha manifestado esta mañana la delegada del Área de Hacienda y Personal, Engracia Hidalgo, en una comparecencia a petición propia en la Comisión de Economía y Hacienda celebrada en el salón de plenos. En esta sesión, Hidalgo ha vuelto a pedir al Ministerio de Hacienda que autorice al Ayuntamiento de Madrid a usar la parte del remanente de tesorería que el Consistorio debe amortizar en deuda de manera anticipada y que asciende a 420 millones de euros.

“La caída de los ingresos es evidente y creo que todo el mundo ve lógico que en esta situación no realicemos esa amortización excepcional que, lejos de suponer un ahorro en intereses, implica un coste adicional a los madrileños”, ha destacado Hidalgo.

La delegada ha explicado que Madrid ya está realizando las amortizaciones ordinarias que permitirán acabar el año con una deuda del 1,3 % del PIB, por debajo de los 2.000 millones, algo que no sucede desde 2003. “Lo que pedimos es que se nos permita utilizar un dinero que ya tenemos los ayuntamientos y que debemos devolver de manera anticipada a los bancos y, además, con un alto componente antieconómico, ya que por primera vez este año el coste de amortización es superior al ahorro de intereses, por lo que será necesario abonar cantidades por amortizar dicha deuda de manera anticipada”, ha aclarado Hidalgo. La delegada, que ya realizó esta demanda por escrito al Ministerio de Hacienda, ha instado a los grupos de la oposición a que apoyen al Gobierno municipal en esta demanda.

Por el momento, el Gobierno de la nación sólo ha permitido a las entidades locales utilizar el 20 % del saldo del remanente destinado a las Inversiones Financieramente Sostenibles, lo que para Madrid supone 70 millones de euros que deben ser destinados a la política de gasto “servicios sociales y promoción social” y que, además, se restan a las necesarias IFS que el Ayuntamiento debe realizar.

En este sentido, desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se sigue negociando con el Gobierno para que permita utilizar el superávit presupuestario para afrontar los gastos derivados de la pandemia. El Ayuntamiento también ha impulsado que desde la FEMP se solicite la flexibilización de la regla de gasto, el empleo de superávits presupuestarios y el aumento del ámbito competencial y su correspondiente financiación para poder realizar más gastos en materias que corresponden a la administración central o a las comunidades autónomas.

Una crisis que incrementará el gasto social y reducirá los ingresos

Hidalgo ha comenzado su comparecencia exponiendo las graves consecuencias que la pandemia está teniendo en la economía española, de las que no se ve ajena la ciudad de Madrid. Esta crisis también tendrá un efecto negativo en los ingresos municipales que sólo por la menor recaudación en el transporte puede suponer una reducción de ingresos de 150 millones de euros. Por otra parte, Hidalgo ha estimado que las medidas sociales y económicas derivadas de la crisis que ya se han tomado pueden superar los 200 millones de euros.

 “Un gasto al que la Corporación municipal está haciendo frente desde el comienzo de la pandemia”, ha subrayado la delegada. En este sentido, Hidalgo ha explicado que, para hacer frente a la crisis social, desde el decreto del estado de alarma el Ayuntamiento de Madrid ha incrementado en más de 18 millones el reparto de alimentos y ayudas a personas en situación vulnerable en la ciudad de Madrid.

Medidas para afrontar la crisis

La delegada ha instado a todas las administraciones a tomar medidas que alivien la caída de los ingresos y el incremento de gastos derivado de esta situación, garantizando que se pueda dar respuesta automática a las situaciones de emergencia a la vez que se mantiene la prestación de los servicios básicos.

Hidalgo ha recordado que el Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha desde el mes de marzo una rebaja extraordinaria de impuestos, fundamentalmente en el IBI y el IAE, que supera un beneficio estimado de 67,6 millones de euros, con la que se pretenden mitigar los efectos económicos de la crisis y fomentar la recuperación del empleo que se está perdiendo. El proyecto de ordenanzas fiscales extraordinarias ha sido elevado al pleno por la comisión para su debate.

Refuerzo del personal municipal

Por otra parte, Hidalgo ha destacado el incremento de la formación a distancia, así como el aumento de personal con la incorporación de 135 nuevos efectivos municipales para reforzar los servicios con sobrecarga de trabajo por la gestión de la pandemia. Así, se han incorporado 90 nuevos efectivos en el SAMUR, 4 ingenieros en el CISEM, 23 interinos en el Centro de Acogida de San Isidro, 5 trabajadores sociales en el SAMUR social y otros 8 para distritos, junto con 2 auxiliares administrativos.

Además, han reingresado 3 trabajadores (1 administrativo y 2 auxiliares) en San Blas-Canillejas. También se ha incentivado la movilidad voluntaria del personal a los puestos con mayores necesidades y se está dando prioridad a la finalización de los procesos selectivos de categorías vinculadas a la situación de emergencia. En este sentido, desde el 12 de mayo, están tomando posesión 31 auxiliares de servicios sociales, mientras que en el mes de junio podrán incorporarse 78 diplomados en Trabajo Social y hay una previsión de incremento de 55 efectivos de carrera./

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *