En Vallecas, el Ayuntamiento reabre el Museo de Bomberos de Madrid

El alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida, ha descrito al Museo de Bomberos de Madrid como “una visita obligada” para todos aquellos “que quieran disfrutar y pasar un buen rato” al tiempo que conocen la historia “de este extraordinario cuerpo”.

çEl museo, que recorre la historia de este cuerpo municipal de emergencias desde sus orígenes en el siglo XVI, ha reabierto hoy sus puertas tras los ocho años en que ha permanecido cerrado (desde 2014) para llevarse a cabo unas obras de renovación integral de sus instalaciones y revisión de sus fondos con una inversión de más de 2,8 millones de euros.

El alcalde, que durante su visita ha estado acompañado por la delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz municipal, Inmaculada Sanz y de representantes de los grupos municipales, ha explicado que el Museo de Bomberos es un “espacio cuyo valor no solo económico, sino sentimental y de proyección hacia al futuro es extraordinario” y ha hecho una mención especial al espacio del museo destinado a la memoria de los bomberos fallecidos en acto de servicio, “aquellos que dieron su vida por los madrileños para hacer de esta una ciudad mejor”.

El museo, ubicado en el Parque 8 del cuerpo situado en Puente de Vallecas, se fundó hace 40 años (en 1982) y muestra cronológicamente, a través de siete áreas, las diferentes etapas por las que ha pasado el cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, desde el primer Acuerdo sobre Fuegos de 1577 del Consejo de la Villa (para reunir a un grupo de hombres dotados del material necesario para socorrer a la capital ante los incendios) a los primeros 24 carpinteros nombrados ‘matafuegos de la Villa’ en 1618, pasando por la constitución del actual cuerpo en 1894 y hasta la actualidad.

Las piezas expuestas, de este modo, siguen un orden que permite adquirir una visión de las distintas épocas, sumergiendo al visitante en las distintas etapas históricas de Madrid gracias a la información contenida en los paneles verticales que incluyen ilustraciones, gráficos, mapas explicativos y fotografías, junto a los propios fondos de una colección que abarca desde vehículos –uno de los mayores atractivos del museo, con antiguas bombas de brazal del siglo XIX y las escalas de madera antigua, las grúas o los vehículos de emergencias– hasta el diverso equipamiento y herramientas para desarrollar históricamente la labor de los bomberos municipales (mangueras, uniformes, cascos, extintores, linternas o comunicaciones).

Visitas guiadas con grupos de hasta 25 personas

El Museo de Bomberos ha quedado abierto al público con visitas guiadas a través de un recorrido de en torno a una hora de duración para grupos de hasta 25 personas, con un sistema de reserva previa a través del espacio del museo en la web del Cuerpo de Bomberos en el portal municipal.

El museo abre sus puertas durante las mañanas los días laborables (salvo los martes) y algún festivo de manera excepcional.