El «Jardín Botánico Urbano de Santa Eugenia» recibe menos presupuesto de lo esperado

Fotos: José Carrión

Los promotores del proyecto Jardín Botánico Urbano de Santa Eugenia se han llevado una decepción este mes de febrero. De los 300.000 euros presupuestados por los propios técnicos del ayuntamiento, la asignación final ha sido de 18.000 euros.

            Este proyecto, uno de los ganadores en 2018 de los presupuestos participativos abiertos por el ayuntamiento de Madrid, ya contaba con las adaptaciones y recomendaciones que los técnicos habían recomendado el año anterior. Por esta razón, los promotores ahora no dan crédito a la drástica reducción del presupuesto, dado que durante el proceso no tuvo objeciones a su viabilidad.

            «Como uno de los impulsores del proyecto, me pregunto ¿qué hemos hecho entonces en las tres reuniones mantenidas con el ayuntamiento?» señala Alberto Morant, directivo del movimiento vecinal Santa Eugenia Se Mueve, propulsor de la propuesta. Las reuniones mantenidas con el Gobierno local se realizaron con el Coordinador General de Medio Ambiente, Miguel Ángel Baquedano, y otras dos con Silvia García Laguna, de Participación Ciudadana, Dirección coordinada por Sara Emma Aranda, a quien elevarán una queja.

            «La primera reunión con Baquedano fue bastante positiva, pero desde entonces todo ha ido cayendo cuesta abajo hasta este último punto, donde han dado por finalizado el proyecto» señala el promotor, quien anuncia que iniciarán una campaña por la plena ejecución del proyecto Jardín Botánico Urbano de Santa Eugenia.

La campaña por la plena ejecución del proyecto

            La campaña que iniciará en marzo el colectivo Santa Eugenia Se Mueve por la plena ejecución del proyecto, consistirá en la difusión de esta información, a través de folletos y redes sociales, para sensibilizar a la población sobre la importancia de llevarlo a cabo tal y como estaba previsto. También elevarán la queja ante todos los organismos gubernamentales implicados en su puesta en marcha.

            La campaña incluirá la recepción de quejas y sugerencias de los vecinos, para lo cual se pondrá a su disposición un formulario en los locales comerciales de Santa Eugenia que deseen sumarse. Estos planteamientos serán consignados posteriormente ante el registro municipal, acompañados de una carta con firmas de quienes quieran hacer el petitorio ante el ayuntamiento.

            «Al haber una drástica reducción del presupuesto, tendríamos que prescindir de la página web, de los expositores verticales y del catálogo completo de la ruta y sus ejemplares. Nos han robado el proyecto y la ilusión de quienes hemos participado en este y de los cientos de vecinos que tanto se han implicado para que saliera adelante. Si los promotores hubiéramos sabido este tragicómico final, en ningún caso se habría planteado presentarlo a los presupuestos participativos, lo hubiésemos ejecutado con nuestros medios desde hace dos años o buscado otras maneras de colaboración con el ayuntamiento. Lo que ha ocurrido es dantesco» denuncia Morant.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *