El Hospital Infanta Leonor destaca por los cuidados a bebés prematuros

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asistido al acto de entrega del Patuco de Honor a cinco hospitales públicos de la región, una distinción otorgada por la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) para reconocer la labor que desarrollan sus profesionales de Pediatría y Neonatología en la atención y cuidados a estos bebés y a sus familias.

Los centros del Servicio Madrileño de Salud –SERMAS– que han recibido este reconocimiento en la novena edición del Patuco de Honor son: el Hospital Infanta Leonor, el Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares), Severo Ochoa (Leganés), Clínico San Carlos (Madrid) e Infanta Cristina (Parla).

El presidente de la Sociedad Española de Neonatología, Manuel Sánchez Luna, junto a la presidenta de APREM, Concepción Gómez Esteban, han participado en la ceremonia, celebrada en el Hospital Severo Ochoa con motivo del Día Mundial de la Prematuridad.

APREM se fundó en el año 1999 por un grupo de padres con hijos hospitalizados en Neonatología como grupo de autoapoyo y con el fin de “contribuir a que los niños y las niñas prematuros/as se desarrollen, a lo largo de su infancia y adolescencia, de forma sana, equilibrada y alegre”. Se trata de la primera asociación en España en el ámbito de la prematuridad y está formada por familias con hijos/as nacidos/as prematuramente y por profesionales de diferentes especialidades.