Carabante se compromete a crear un grupo de trabajo para estudiar el cierre de la incineradora

Borja Carabante, concejal delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid se comprometió a constituir un grupo de trabajo con asociaciones vecinales y ecologistas sobre la gestión de residuos del municipio, con el fin de avanzar, de manera dialogada, en cuestiones hoy centrales como el cierre de la incineradora de Valdemingómez o la nueva estrategia de residuos del municipio.

Lo hizo en una reunión por videoconferencia que mantuvo recientemente con Quique Villalobos, de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Raúl Urquiaga, del Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA) y Jessica Checa, de Ecologistas en Acción. Estas tres organizaciones conforman la llamada Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora de Valdemingómez, que recientemente había solicitado el encuentro ante la finalización del actual contrato de gestión de la instalación, previsto para el mes de junio. En el encuentro también participaron María José Delgado, directora gerente del Parque Tecnológico de Valdemingómez y José Antonio Martínez Páramo, coordinador general de Medio Ambiente del consistorio, quien será el encargado de coordinar el grupo de trabajo.

En unas semanas tienen previsto elaborar el nuevo contrato de gestión de la incineradora de Las Lomas, actualmente en manos de la empresa Urbaser. Villalobos, Urquiaga y Checa defendieron la clausura definitiva de la incineradora en 2025, tal y como aparece en la Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos 2018-2022 que fue aprobada por la anterior corporación en mayo de 2019, una demanda histórica de los movimientos ecologista y vecinal de la región.

Durante el encuentro, Carabante y su equipo no se comprometieron a seguir el plan de cierre que establece la estrategia hoy anulada, es decir, a reducir las emisiones de la incineradora en un 50% en 2023 para clausurarla dos años después, pero tampoco se opusieron en rotundo a cumplir estos objetivos, lo que ha generado en la Mesa de Trabajo por el Cierre de la Incineradora ciertas esperanzas. “Pensamos que aún tenemos margen de negociación, veremos lo que sucede cuando nos presenten el pliego del nuevo contrato”, indicaron sus representantes al término del encuentro.

Por otro lado, Carabante desveló que su área está elaborando en estos momentos las condiciones de un contrato para la redacción de la nueva estrategia de residuos de la ciudad, un nuevo documento cuyo contenido será objeto de debate y estudio en el nuevo grupo de trabajo que reunirá a ecologistas, asociaciones vecinales y Ayuntamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *