Madrid, Tierra Media

«No podemos elegir los tiempos en los que nos toca vivir,
l
o único que podemos hacer es decidir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado». Gandalf

Como en la Tierra Me­dia, en Madrid también pa­san cosas de leyenda. El 19 de agosto, mientras to­dos nos dábamos un chapuzón en la playa o piscina de turno, Isabel Natividad Díaz Ayuso fue investida como presidenta de la Co­mu­nidad de Madrid, algo que ni ella misma se esperaba. Para quienes no la conocen -para todos, pues- la nueva regidora del Gobierno regional nació el 17 de oc­tubre de 1978 en el barrio madrileño de Cham­berí. Periodista por la Uni­versidad Complutense de Madrid, especializada en comunicación política, se afilió al PP en el año 2005 cuando Pablo Casado era el presidente de las Nue­vas Genera­cio­nes en Ma­drid. Fueron algunos los cargos que ejerció en la IX y la X legislatura del Parlamento re­gio­nal, hasta que un día Ca­sa­do se fijó en ella. Con su nombramiento como candidata a presidir la Comunidad más importante de España, se rom­pieron muchos convencionalismos, entre otros, que los votantes tienen que conocer a sus candidatos para elegirlos. Pero la jugada no salió mal, no en vano, en su discurso de investidura, Ayuso le dijo a Casado: “Hoy, gracias a ti, al trabajo de un gran equipo y a la decisión de los madrileños, tras mucho esfuerzo para conciliar a partidos distintos, nos encontramos aquí con la obligación de hacer las cosas bien. Hoy empieza todo, desde luego para mí”. En su primer discurso como presidenta se ha comprometido a dialogar con todos los sectores sociales, instituciones y partidos políticos, “para que Madrid siga siendo el motor económico de Es­paña y la región de ma­yor acogida de personas y de empresas”. Frases más po­lé­micas la acompañaron du­rante la campaña, como aquella de que los atascos de Madrid eran su seña de identidad o la de que los concebidos no nacidos po­dían incluirse en los títulos de familia numerosa aunque no tenía claro qué hacer si el niño no nacía. Esperemos que tales ocurrencias pasen rápido al olvido y no haya otras desafortunadas que acaparen los titulares que, en el buen periodismo, deben estar destinados a difundir su gestión -buena o mala, ya lo veremos-. Pre­fe­ri­mos quedarnos con “este es el nuevo reto de la nueva generación de políticos españoles: el consenso por encima de la tensión permanente y el conflicto”, también pronunciada en su discurso. Ca­ras más conocidas la acompañarán en esta aventura, como la de Ángel Garrido, su predecesor, un histórico del PP ahora de Ciudadanos; Ignacio Aguado, quien fuera candidato a su cargo por Ciu­da­da­nos en las elecciones de 2015, ahora Vi­ce­pre­si­den­te regional; Javier Fernández-Las­que­tty, otro histórico del PP, pupilo de Esperanza Aguirre, con experiencia en estas lides regionales ahora en la función de Consejero de Ha­cien­da y Función Pública; por decir algunos nombres. Así el patio, en esta Tierra Media de Ma­drid, solo nos queda seguir los sabios consejos de Gandalf y hacer lo mejor con el tiempo que se nos ha dado. Bienvenida Díaz Ayuso a esta amalgamada legislatura, en tus manos nuestro destino… para los próximos 4 años. Te estaremos vigilando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *